Instituto de Auditores Forenses Web
Una perspectiva de investigación
Noticias Sector Público
Casos de Investigación
Leer
Auditoría de Estado
Investigación de fraudes
Legitimación de capitales
Más
Unete a Nuestra Organización Gratis
Aquí

España: Operación Malaya (daños colaterales)

 

tomado de http://www.elconfidencial.com/cache/2007/05/04/72_danos_colaterales_operacion_malaya_reputacion_banca_privada_espana.html

 

Daños colaterales: la Operación Malaya daña la reputación de la banca privada en España

La banca privada que opera en España está patas arriba con la detención de Fernando de Salinas, director general de Pictet, la mayor entidad de este tipo de Suiza, por su supuesta implicación en la Operación Malaya. Todo el mundo coincide en que es un golpe durísimo para la reputación del sector, y algunos observadores ven una relación cada vez más estrecha entre la corrupción urbanística y la banca privada como medio para ocultar el dinero negro fuera de España.

Ayer trascendió que el juez Miguel Ángel Torres acusa a Salinas de ayudar a blanquear dinero de Julián Muñoz y de su ex mujer, Mayte Zaldívar, en Suiza y Gibraltar. No es la primera vez que surgen estas acusaciones en el transcurso de las investigaciones de la trama de corrupción marbellí: ya hace un año, El Confidencial se hizo eco de que la policía investigaba si Juan Antonio Roca, asesor de Urbanismo de Muñoz, colocaba parte de su dinero obtenido de forma ilegal en sociedades del Peñón.

En el sector, la sorpresa es la reacción generalizada, ya que Pictet tiene una reputación “excelente” y es considerado el summum de la banca privada suiza. Por ello, les extraña mucho que una firma así haya recibido dinero de este tipo: “Nosotros no podemos coger efectivo y tenemos que hacer un due dilligence tremendo a todos nuestros clientes para aceptar su dinero, porque la reputación es mucho más importante que ganar un poco más de negocio”, explican en otra entidad suiza. Otra firma del sector asegura que “Pictet no tiene necesidad de meterse en estos chanchullos, no puede poner en riesgo una marca tan seria”.

Tampoco es la primera vez que el nombre de Pictet se asocia con asuntos turbios. Cuando anunció la creación de una unidad de banca privada en Madrid a finales de 2004, algunas informaciones ya aludían a la reputación de esta entidad como vehículo para el dinero negro de muchas grandes fortunas españolas a través de Sergio Mir, un catalán nacionalizado suizo que gestiona estas cuentas desde Ginebra.

¿Qué ha podido pasar?

Asimismo, todo el mundo alude a la norma antiblanqueo del Banco de España, que obliga a declarar cualquier cantidad superior a 10.000 euros que salga de España y a que los bancos comuniquen al SEPBLAC (policía antiblanqueo) semestralmente las operaciones “sospechosas”. Incluso los bancos andorranos colaboran en esta labor: la denuncia de uno de ellos destapó la trama de Ciempozuelos.

Entonces, ¿qué ha podido ocurrir para que Salinas sea detenido? Las fuentes consultadas aluden a dos posibilidades: que los asuntos turbios vinieran de antes de la llegada de Salinas a Pictet (o que se llevaran al margen del banco), o bien que Muñoz hubiera abierto una cuenta en el banco en Ginebra y que haya salido a colación su nombre en las investigaciones, por lo que se habría llamado al responsable en España. Algo parecido a las recientes investigaciones de Garzón sobre Espirito Santo y BNP Paribas, en las que ningún responsable de estos bancos en España ha sido imputado finalmente.

Ahora bien, Salinas no es responsable de las operaciones de clientes españoles directamente en Suiza (el secreto bancario rige también para la filial en España). Salvo que él mismo haya colaborado a sacar ese dinero de España de forma ilícita, claro. De momento, ayer Pictet se desvinculó claramente de su “empleado” Salinas y anunció la apertura de un “comité de ética” entre Ginebra y Madrid para escucharle y tomar medidas. Asimismo, quitó hierro al asunto: “Esto es como cuando a un empleado se le lleva el coche la grúa”, declaró una fuente de Pictet a El Confidencial.

“En todas las entidades hay casos”

En todo caso, el daño reputacional ya está hecho, y la banca privada aparece cada vez más como eslabón en la cadena del blanqueo de dinero procedente de la corrupción urbanística. De hecho, en otra entidad admiten que llevar el dinero a Gibraltar es bastante fácil; “Gibraltar es un coladero”, afirma una fuente del sector. “Suiza también lo era hasta hace unos años, pero ahora ha endurecido mucho su normativa”, añade.

"En todas las entidades hay situaciones de este tipo porque, si quieres entrar en este segmento de la banca privada -el de los nuevos ricos del 'boom' inmobiliario-, no te queda más remedio que operar en la frontera, digámoslo así", aseguran en una firma independiente. "Además, los clientes van a los bancos privados porque son los que tienen el 'expertise' para rebajar su factura con Hacienda, y éstos no preguntan de dónde sale el dinero", añade. Un banco extranjero reconoce que "no se mira si el dinero es A o B, aunque sí que el cliente tenga una fuente que respalde ese patrimonio, como operaciones empresariales o inmobiliarias".

Respecto a las medidas de prevención del blanqueo en España, un informe del grupo del G7 para luchar contra este fenómeno señalaba en junio del año pasado que eran “insuficientes”, en especial las referidas al due dilligence que las entidades financieras deben aplicar a sus clientes.


Autor: Ricardo Ruette

Visto: 3245

twitter