Instituto de Auditores Forenses Web
Una perspectiva de investigación
Noticias Sector Público
Casos de Investigación
Leer
Auditoría de Estado
Investigación de fraudes
Legitimación de capitales
Más
Unete a Nuestra Organización Gratis
Aquí

Francisco Illaramendi | El banquero "amigo" de las cuentas congeladas

Feb 03, 2011, 02:20 PM | César Batiz | Emen | Eran días de junio de 1999 en Nueva York. Entonces el carisma del presidente Hugo Chávez vencía cualquier resistencia, incluso la de los distantes banqueros y asesores financieros de las principales firmas del imperio.

El mandatario venezolano asistía por primera vez a la Asamblea Anual de la Organización de Naciones Unidas cuando atendió a los hombres de la banca de inversión,entre ellos los del Credit Suisse First Boston.

Una columna en la prensa de la época devela el nombre de uno de los visitantes. Se trata de un venezolano con nacionalidad norteamericana, el mismo que durante los siguientes 12 años daría de qué hablar por sus virtudes y defectos; sobre todo por estos últimos, debido a que desde el 14 de enero de este año enfrenta una demanda por fraude, congelamiento de bienes y el riesgo de pasar de 7 a 12 años en prisión por hacer malabares financieros con el dinero ajeno.

Su nombre y apodo: Francisco "Pancho" Illaramendi, ligado al poder desde niño, porque su padre,Ramón Illaramendi, fue ministro de Rafael Caldera.
Pero Pancho, el economista formado en EEUU, miembro del Opus Dei -como buena parte de su familia-, apuntaba con 29 años en 1999,a un futuro de éxitos en el Credit Suisse bajo la supervisión del experto financiero costarricense Frank López, quien lo acompañó en la visita a Chávez.

Un genio
Bastaron cuatro años y la emergencia económica generada por la huelga petrolera,de noviembre de 2002 a febrero de 2003, para que Pancho demostrara sus conocimientos al crear el esquema del bono bolívar-dólar.
"Con eso salvó a Venezuela de la quiebra, porque el Gobierno no tenía plata", comenta un asesor financiero entrevistado por Emen.

Con la creación de ese esquema,Illaramendi facilitó la compra de bonos en bolívares que serían pagados en dólares. En noviembre de 2003, el Credit Suisse colocó $1.000 millones bajo ese esquema. Solo un año después, gracias a sus contactos con Jesús Bermúdez -exviceministro de Finanzas de la gestión de Tobías Nóbrega, capturado en Miami en 2004,cuando intentaba introducir más de $37.000 sin declarar- y José Rojas, exministro de Finanzas,Illaramendi se integró al equipo de PDV-USA,donde trabajó hasta
febrero de 2005.En esa época sonó entre los candidatos a director
de Pdvsa,presidida por Rafael Ramírez desde noviembre de 2004.

A su salida de PDV-USA se reencontró con Frank López, quien lo presentó como su pupilo. Fundaron la empresa asesora de inversionistas Highview Point LTD.

Simultáneamente, mientras trabajaba en Highview, inversora inscrita en la Securities and Exchange Comission(Comisión Nacional de Valores de EEUU, SEC por sus siglas en inglés), "Pancho" creó un consorcio de banca de inversión bajo el nombre de Michael Kenwood Capital Management,LLC, a la cual están suscritas tres firmas más.

En ese consorcio trabajó junto a un asesor financiero con experiencia en la administración pública y privada, como Edelca, Citybank de Venezuela y Deutsche Bank. Roy Ellis, hoy propietario de Falconview Capital Patners, acompañó a Illaramendi hasta noviembre del año pasado. Juntos montaron una operación para La Electricidad de Caracas.

Pero el caso que provocó la demanda contra Illaramendi surgió en 2006, cuando ese consorcio,que jamás se inscribió en la SEC y por lo cual implica un alto riesgo financiero, comenzó a manejar $540 millones de dólares en dos fondos: MK Venezuela Fund y Short Term Liquidit y Fund.

"Los inversionistas de esos fondos son individuos y entidades extranjeras, incluyendo un fondo de pensiones de una corporación extranjera... aproximadamente 90% del dinero invertido en los fondos proviene del fondo de pensiones", apunta la SEC en el documento presentado para demandar a Illaramendi en la Corte del Distrito de Connecticut.

Ese mismo juzgado, el 28 de enero, falló a favor de congelarle los bienes a Illaramendi, porque desvió $53 millones en beneficio de sus empresas sin notificar a los clientes .

Una fuente consultada por Emen asegura que ese 90% pertenece al fondo de pensiones de Pdvsa, cuyos directivos colocaron los recursos en Michael Kenwood, gracias a los contactos de Illaramendi con ex funcionarios de Pdvsa y el Ministerio de Finanzas a quienes ha ayudado a establecerse en el imperio



Autor: elmundo - economía y negocios

Visto: 2218

twitter